“El muelle”: Una práctica sexual grupal con alto riesgo de infección de enfermedades sexuales y posibilidad de embarazo no deseado.

Como Microbiólogo clínico, con consulta profesional que tiene a su disposición un laboratorio DE ANÁLISIS CLÍNICOS (www.ceydes.com ) en el que se realizan todas las pruebas de detección diagnóstica de enfermedades de trasmisión sexual  me siento en la obligación de comunicar que  en este tipo de prácticas sexuales es la mujer la que queda totalmente expuesta  ya que cada vez que cambian de pareja y hay penetración, aunque el varón lleve preservativo, al no cambiarlo y perder el juego el varón que eyacula antes, la mujer es la que queda en contacto con cualquier enfermedad sexual que tenga la mujer que ocupó antes la posición que ocupa ahora ella.

Llevando la explicación al límite podríamos decir que, en la posibilidad de padecer una E.T.S, sería como si las mujeres usasen, en común, un juguete sexual, compartiéndolo, sin las más mínimas condiciones de higiene entre penetración y penetración.

A este riesgo le deberíamos añadir la posibilidad, por rotura o  la pérdida de la barrera del preservativo, de eyaculación y  como consecuencia de esta o anterior penetración la  posibilidad de un embarazo no deseado.

Una vez señalado el alto riesgo de padecer una enfermedad de trasmisión sexual tenemos también la obligación de comunicar que si hs realizado esta práctica, o cualquier otra actividad sexual con riego de haber contraído una E.T.S., el diagnóstico como siempre en medicina es personal , lo mismo que el  tratamiento con el fin de lograr la curación de la enfermedad de trasmisión sexual adquirida.

Para ampliación de la cuestión  de riesgo de  E.T.S, respuestas a las preguntas más corrientes, medios de diagnóstico y tratamiento y todo tipo de consultas relacionadas con el tema por favor consulten en el blog y en la página web  www.ceydes.com