LA AYUDA DEL LABORATORIO CLÍNICO AL DIAGNÓSTICO MEDICO EN EL MUNDO DE LAS ANEMIAS.

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene menos hematíes de lo normal o estos glóbulos rojos no contienen suficiente hemoglobina. Como resultado, usted puede sentirse cansado o débil. También puede tener otros síntomas, como falta de aliento, mareo o dolores de cabeza.
La hemoglobina es una proteína rica en hierro que le da a la sangre el color rojo. Esta proteína les permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo.
Los hematíes se producen en la médula ósea, que es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos y sale al torrente sanguíneo tras habar pasado por varias fases y estar maduro para cumplir con su trabajo que es es transportar el oxígeno y retirar del cuerpo el dióxido de carbono, que es un producto de desecho.
La anemia es una enfermedad frecuente y con muchos orígenes y causas.. Se presenta a cualquier edad y en todos los grupos raciales y étnicos, pero las mujeres en edad de procrear, las embarazadas, los bebes en los primeros años de vida y las personas de edad avanzada tienen más riesgo de padecer anemia.
Si usted tiene signos o síntomas de anemia debe ir al médico para averiguar si tiene esta enfermedad. El tratamiento dependerá de la causa de la anemia y de qué tan grave sea la enfermedad. Y aquí es donde entra el laboratorio y puede poner a la anemia, si usted la tiene, nombre y apellido e indicar al médico que lo trata el tipo de anemia que es, su origen y su posible causa, con lo que el médico le pude dar el mejor tratamiento posible.
En el laboratorio, al microscopio, vemos los hematíes normales con forma de disco, como un donuts sin agujero en el centro. Hay varias tinciones que nos permiten ver si son o no son normales y con la tecnología moderna podemos saber además, con una muy pequeña muestra de su sangre si todo es normal o no.
En de nuestra web (www ceydes.com) hay un vídeo en el apartado “Quienes somos” al que hemos llamado “vídeo corporativo Ceydes” donde a partir del minuto cinco del vídeo se ve como se cuentan los hematíes y el resultado de todos los parámetros que analizamos de una muestra de sangre que su médico le solicita bajo el nombre de “ HEMOGRAMA”
Un valor bajo de hematíes, de hemoglobina o de hematocrito es un signo de anemia.
Si los resultados del hemograma muestran que usted tiene anemia, es posible que necesite otras pruebas que el laboratorio médico está en disposición de efectuar como:
Electroforesis de hemoglobina: Sirve para evaluar los diferentes tipos de hemoglobina que hay en la sangre. Puede servir para diagnosticar el tipo de anemia.
Recuento de reticulocitos: Son los glóbulos rojos inmaduros. Un resultado normal para adultos sanos que no son anémicos es alrededor de 0.5% a 1.5%.. Si está más alto es un indicador de anemia
Hierro sérico, ferritina sérica, transferrina y la capacidad total de captación de hierro
Según los resultados ya se puede poner apellido a la anemia. Por ejemplo, en la anemia por deficiencia de hierro los glóbulos rojos por lo general son más pequeños de lo normal.
Para completar y como la anemia tiene muchas causas, el laboratorio puede realizarle pruebas para enfermedades como la insuficiencia renal, y hepática, intoxicaciones, enfermedades genéticas, autoinmunes.… Etc. Y en nuestro medio las anemias habituales debidas a las carencias de vitaminas (B12, ácido fólico).
Podría darse el caso que la anemia tuviera su origen en un sangrado interno en cuyo caso el laboratorio puede hacerle una prueba para ver si tiene sangre en la materia fecal.
Hay ocasiones en las que las pruebas deben hacerse a partir de una muestra, no de sangre, sino de una toma especial que se realiza directamente haciendo una punción con un trocar y aspirando una pequeña muestra de la médula ósea para ver si está sana y produce suficientes células de la sangre.