LA AYUDA DEL LABORATORIO CLÍNICO EN EL DIAGNOSTICO MEDICO: EL “ENVEJECIMIENTO SEXUAL” MASCULINO

La incapacidad masculina para lograr una erección del pene suficiente para lograr una relación sexual satisfactoria es, junto con la sospecha o el miedo a tener una enfermedad de trasmisión sexual o padecer cáncer es la causa más numerosa en sus visitas al médico y la que más le preocupa. En los últimos años las visitas al médico por esta causa ya no son solo de varones, sino también causa de consulta y de preocupación por parte de las mujeres y de las parejas. Esto es lo que los médicos llamamos Disfunción Sexual Eréctil (DSE).

Su grado más importante es la impotencia que se define en términos médicos como. “La incapacidad para mantener una erección suficiente para el coito en al menos 25% de los intentos”. Cuando esta incapacidad física se acompaña de “la falta de deseo o de apetito sexual” podemos hablar de las manifestaciones que componen el eje fundamental de la fisiopatología del envejecimiento en el varón.

Tenemos que saber que, al contrario que en las mujeres cuando tienen establecida la menopausia, la capacidad reproductiva no cesa

En el hombre que envejece la declinación androgénica no ocurre de una forma clara y definida en tiempo y su progreso no es uniforme. Lo que si es muy importante resaltar, para evitar malos entendidos es que:
La sexualidad , tanto en el hombre como en la mujer, no tiene fecha de caducidad.
Este cuadro, de forma natural se presenta como una combinación de síntomas clínicos que su médico valorará y que para comprobar de forma objetiva sus posibles causas el médico contará con el apoyo del Laboratorio.

PRUEBAS DE LABORATORIO

El hallazgo de laboratorio más encontrado es la disminución en los niveles de testosterona que siempre hay que valorar de acuerdo con el ritmo circadiano. por lo que las determinaciones de TESTOSTERONA se deben realizar entre las 8 y las 11:00 de la mañana . Si el nivel de testosterona está por debajo o en el límite inferior, es prudente realizar una segunda determinación con evaluación de LH y FSH.

Podemos encontrarnos con una serie de enfermedades crónicas que modifican de forma muy importante los niveles de esta hormona y que , de forma indirecta, pero muy activa, intervienen en el déficit de testosterona.
– Intolerancia a los hidratos de carbono
– diabetes mellitus tipo
– Las afecciones crónicas
– La insuficiencia renal crónica
– La aterosclerosis coronaria
– según qué tipos de medicamentos, drogas

La consulta médica se prolonga en el caso del varón, y también de la pareja, por la fuerte demanda de la posibilidad de tratamientos para enfrentarse o lograr que se atrase en el tiempo este tipo de proceso que se puede lograr mediante la llamada

TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL:
El no realizar tratamiento de sustitución hormonal, si es el paciente hipogonadal, aumenta los riesgos de fracturas por osteoporosis, enfermedad cardiovascular, diabetes…
Reduce la calidad de vida por menor sensación de bienestar, depresión, menor fuerza muscular y fundamentalmente por alta prevalencia de disfunciones sexuales y empeoramiento en la performance sexual en general

Aquí el laboratorio, puede ayudar mucho al uso de esta terapia ya que, salvo causa mayor, clínicamente establecida en la historia sexual como parte de la historia clínica personal no se deben tratar pacientes asintomáticos o con evaluación de laboratorio normal.
En el caso de establecerse esta terapia el laboratorio puede realizar aparte de las sindicadas como punto de partida (Testosterona, FSH, LH) las siguientes determinaciones, como control y seguimiento del tratamiento de reemplazo.
• Hemograma.
• Lipidograma.
• Evaluación de la función hepática.
• PSA