LA AYUDA DEL LABORATORIO CLÍNICO EN EL DIAGNÓSTICO MÉDICO: EL HÍGADO Y LAS PATOLOGÍAS HEPÁTICAS.

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo y la gran fábrica de transformación para aprovechar todo lo que entra en el cuerpo para purificarlo y prepararlo para que el organismo elimine todo lo que no es utilizable o puede dañar al organismo. Protegido de golpes externos por las costillas, el hígado se encuentra en la región hipocondrítica derecha del abdomen y se relaciona con el corazón a través del centro frénico, a la izquierda de la vena cava inferior.
La ausencia de hígado o su falta de funcionamiento es incompatible con la vida
El hígado es un trabajador infatigable, extremadamente importante, y es también el gran desconocido del cuerpo humano. Todo lo que comemos termina en el hígado. En el hígado las sustancias son clasificadas, procesadas, almacenadas y enviadas a otras partes del cuerpo. Si son dañinos, se neutralizan y expulsan del cuerpo.
– El hígado realiza más de 500 funciones.
El hígado usa 81 litros de oxígeno al día. ¡Más oxígeno que el cerebro! La mayoría de los hígados tienen 50.000 a 100.000 “lobulillos” que consisten en una vena rodeada de diminutas células hepáticas llamadas hepatocitos. Estas células purifican la sangre, eliminan los desechos y toxinas y almacenan nutrientes saludables para que el cuerpo lo use cuando sea necesario.
– Es un órgano muy vascularizado: Dentro del hígado, hay constantemente casi 1 litro de sangre. Cada día procesa y purifica más de 20 litros de sangre. Muchas funciones relacionadas con el sistema circulatorio, el metabolismo y el sistema inmune tienen su origen en el funcionamiento del hígado
Por si todas estas funciones aún fueran escasas, el hígado tiene una función muy importante de defensa del organismo frente a infecciones por virus y bacterias y macromoléculas extrañas al organismo. Además de todo lo anterior, en nuestra vida fetal, dentro de nuestra madre, el hígado es el principal órgano de producción de glóbulos rojos durante las primeras doce semanas de gestación. Desde la 12 ª semana de gestación, la médula ósea asume esta función.
. El Laboratorio tiene una serie de pruebas que indican como trabaja nuestro hígado para cumplir todas y cada una de sus más de 500 funciones. Para verlo, de forma objetiva, el médico le pide al laboratorio primero una serie de pruebas que denominamos “Funcionalismo hepático general” y, a partir de estos primeros datos, si es necesario, el laboratorio tiene a disposición del médico clínico suficientes pruebas más para continuar investigando el origen del posible problemas de funcionamiento del hígado.
Aunque las pruebas de la función hepática se pueden realizar sin ninguna preparación previa, los resultados serán más precisos si se hace en ayunas. Debe saber si está tomando algún medicamento, porque ciertos medicamentos pueden alterar los resultados.

Análisis del funcionamiento.
• Bilirrubina. Albúmina . Índice internacional normalizado (IIN), antes conocido como tiempo de protrombina (TP).
Enzimas hepáticas
Alanina transaminasa (ALT). (G.P.T)
Aspartato transaminasa (AST). (G.O.T)
Ambas miden fundamentalmente daño agudo a los hepatocitos
Gamma glutamil transpeptidasa (GGT).

Provee información acerca de enfermedades hepáticas y para identificar la ingestión de alcohol.
5′-nucleotidasa. (una enzima específica del hígado). La concentración de la 5′-nucleotidasa
Aumenta en personas con enfermedades hepáticas, en particular, aquellas enfermedades asociadas con colestasis.

Según los resultados o la sospecha del médico, y solo con un propósito de sistematizar pruebas y sin ningún afán de inclusión de de la totalidad de las pruebas posibles, podría platearse al laboratorio de análisis clínicos
a.- Incorporar a la primera solicitud de pruebas al laboratorio todas o algunas de las siguientes pruebas
• Fosfatasa alcalina e Isoenzimas de la fosfatasa alcalina
• Leucina aminopeptidasa
• Globulina fijadora de tiroxina
• Aldolasa
• Proteínas Totales
• Proteinograma
• Metabolismo de hierro:

b.- Si sospechamos la existencia de una Hepatopatia de origen auto inmunitario , aparte de solicitar al laboratorio las pruebas para una primera evaluación del funcionamiento hepático podemos solicitar:
• Nefelometria cuantitativa.: IgG, IgA, IgM.
• Pruebas analititicas para Hepatopatia de origen auntoinmunitario
• Anticuerpos antimicrosomales de hígado/riñón
• Anticuerpos antimitocondriales
• Anticuerpos antinucleares
• Anticuerpos antimúsculo liso.
c.- En el caso de que por la historia clínica se pudiera sospechar que lso trastornos hepáticos se debieran a:
c.1:- Enfermedades infecciosas
Hepatitis A, B y C
Leptospirosis
Enfermedad de Lyme
Fiebre Q y otras ricktettsiosis
c.2.- Enfermedades parasitarias
Infestación por cestodos, Hidatidosis y Faciolasis., Equistosomiasis., clonorquiasis ( asia oriental) y opistorquisis( oeste de Europa), Toxocariasis y ascaridiasis, Paludismo., Leishmaniasis,, Amebiasis,Toxoplasmosis… Etc.

El Laboratorio puede realizar determinaciones específicas mediante técnicas inmunológicas de estas enfermedades y, en algunas de ellas, ver no solo la existencia de esta enfermedad sino la posibilidad de contagio o si la está en fase aguda o crónica.
No debemos olvidar que enfermedades de trasmisión sexual, aparte de según que tipo de hepatitis ya mencionado, también pueden afectar el funcionamiento hepático por lo que es imprescindible que usted le diga a su médico si ha pasado o está o sospecha tener en estos momentos alguna enfermedad de trasmisión sexual.