LA AYUDA DEL LABORATORIO CLÍNICO EN EL DIAGNOSTICO MÉDICO: Menarquia Menopausia y Climaterio

Menarquia: Es la aparición de la primera menstruación. Es fecha en el cual se produce el primer episodio de sangrado vaginal de origen menstrual, o primera hemorragia menstrual de la mujer.
Menopausia: Es el momento de la vida de una mujer en el que sus periodos (menstruación) cesan. En la mayoría de los casos, se trata de un cambio corporal normal y natural que casi siempre ocurre entre los 45 y 55 años de edad.
Después de la menopausia, una mujer ya no puede quedar embarazada.

Durante la menopausia, los ovarios de una mujer dejan de producir óvulos. El cuerpo produce una cantidad menor de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Los menores niveles de estas hormonas causan los síntomas de menopausia.
Climaterio: Es un periodo de transición que se prolonga durante años, antes y después de la menopausia, como consecuencia del agotamiento ovárico, asociado a una disminución en la producción de estrógenos y que pierde con los años la capacidad para producir hormonas, folículos y ovocitos.

 Hacia el comienzo del climaterio ya se han utilizado todos los folículos ováricos y no se producen las hormonas que regulan el ciclo mensual.

En la mujer, se suele confundir con menopausia, que es la última menstruación

En la menopausia, al haber un descenso importante de la producción de estrógenos disminuye con lo que hay problemas con la fijación del calcio en el hueso y disminuye la masa ósea. Puede aumentar la T.A y los niveles de colesterol “malo” y aparecer placas de ateroma en las arterias.

 

LA AYUDA DEL LABORATORIO :

                                                       El laboratorio tiene técnicas objetivas fiables y reproducibles para determinar con exactitud la tasa de hormonas femeninas

Los estudios hormonales que se realizan son:

  • Progesterona
    La progesterona está producida principalmente por el cuerpo lúteo, lo que queda del folículo que contenía el óvulo liberado por el ovario.
  • Hormona luteinizante (HL)
    La hormona luteinizante aumenta antes de que el ovario libere el óvulo.
  • Hormona folículo estimulante (FSH)
    La FSH se produce en los ovarios y estimula el proceso de maduración de los óvulos.

          Si los niveles de FSH son altos, puede que la mujer esté en pre menopausia y si los niveles son superiores a 40 lU/ml significa que la mujer está en menopausia. Los niveles de la FSH muestran la capacidad potencial que tiene una mujer de quedarse embarazada.

  • Estrógenos y estradiol

Hormonas femeninas producidas principalmente en los ovarios; Su función principal es la maduración del aparato genital femenino para hacerlo fértil.   El estradiol es un tipo de estrógeno que se produce en los ovarios (órganos reproductores femeninos)

                                                    En la época fértil los estrógenos son los responsables de los “rasgos femeninos” secundarios

Los estrógenos actúan en la mucosa de la vejiga y de la uretra  en el mantenimiento de la tensión de la uretra a niveles superiores a la del interior de la vejiga,  y puede alterarse la frecuencia urinaria regular y normal

Al disminuir los estrógenos disminuye también los niveles de colágeno y  la proliferación vascular de la dermis, responsable por el aspecto sano de la piel, dando, de no cuidarnos,  la  sensación de no turgencia ni frescura de la piel.

LA HORMONA ANTIMULLERIANA :  la gran desconocida

La hormona antimülleriana (AMH), es una sustancia que segregan los folículos ováricos. Su determinación es una forma relativamente nueva para medir la reserva ovárica    

 La reserva ovárica es un concepto que engloba tanto la cantidad de ovocitos (óvulos) que le quedan a la mujer como la calidad de los mismos. En otras palabras, el análisis de esta hormona sirve para ver cuántos óvulos válidos todavía tiene la mujer en los ovarios.

Existen otras técnicas para medir la reserva ovárica, como la edad, la concentración de FSH del tercer día del ciclo, el recuento de folículos antrales y la respuesta ovárica a los medicamentos estimulantes. Todas ellas aportan datos útiles para que el especialista aconseje a la pareja los tratamientos que más le convienen.

La determinación de la AMH está convirtiéndose en una herramienta importantísima y presenta varias ventajas en relación con las otras pruebas, ya que puede realizarse cualquier día del ciclo menstrual (no sólo el tercero, como la FSH) y no va acompañada de ecografía (a diferencia del recuento de folículos).

Si bien ninguna prueba es perfecta por sí sola ni predice con una precisión del 100% lo que acontecerá en el organismo de la mujer, el análisis de la AMH se utiliza cada vez más en endocrinología para orientar las opciones de tratamiento y calcular la probabilidad de gestación.