La ayuda del Laboratorio médico en el diagnóstico clínico: La Calprotectina como test diagnóstico en las enfermedades inflamatorias intestinales.

La Calprotectina Fecal como marcador inflamatorio intestinal

La prueba de la calprotectina se solicita cuando existen signos y síntomas sugerentes de inflamación gastrointestinal, y al médico le interesa además distinguir entre enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y enfermedad inflamatoria no intestinal.

Los estudios de laboratorio hacen posible determinar la cantidad de calprotectina existente en sangre o en heces.

El nivel de calprotectina en heces puede estar elevado en varias enfermedades que provocan inflamación del intestino. Se utiliza la determinación de esta sustancia en heces como un parámetro para detectar la existencia de inflamación en el intestino.

Tiene la ventaja añadida que el seguimiento de la Enfermedad Infamatoria intestinal, una vez realizado su diagnóstico puede hacerse siempre y cuando se sospeche un nuevo brote de la enfermedad tanto para confirmar su actividad como para evaluar su severidad, de forma cómoda para el paciente

Al ser una prueba de carácter no invasivo el médico puede solicitarla también para valorar, en el caso de según qué tipo de enfermedades intestinales, el uso de procedimientos invasivos como la sigmoidoscopia y la colonoscopia.

Una simple muestra de heces del paciente nos ayuda en el diagnóstico de la enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Qué es la Calprotectina?

La calprotectina es una proteína que está en el interior de ciertas células del organismo humano y sobre todo en algunos tipos de leucocitos, principalmente en neutrófilos y monocitos.

Al ser la inflamación una respuesta del organismo que ocurre solo en tejidos conectivos vascularizados y surge con el fin defensivo de aislar y destruir al agente dañino, así como reparar el tejido u órgano dañado.

Si hay una agresión al organismo las barreras defensivas se ponen en funcionamiento y los leucocitos forman parte de la segunda barrera de nuestros mecanismos de defensa inespecíficos.

En el caso que nos ocupa, la salud intestinal, cuando existe un proceso inflamatorio se produce una migración leucocitaria a la luz intestinal a través de la mucosa inflamada, liberando Calprotectina que es una proteína que tiene propiedades antimicrobianas que aumentará su concentración en heces (concentración seis veces mayor que la plasmática) en proporción directa al grado de inflamación intestinal.

En el laboratorio clínico la disponibilidad del uso de marcadores fecales es sin duda una herramienta diagnóstica que permiten evaluar inflamación intestinal de manera simple, rápida, no invasiva y reproducible y con más ventajas que los llamados “reactantes de fase aguda”. A pesar que no se trata de un marcador específico su determinación tiene una gran utilidad clínica en la sospecha de:

Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Excelente sensibilidad y especificidad diagnóstica (95% y 91 % respectivamente en adultos y 83 % y 85 % respectivamente en pacientes pediátricos Es proporcional a la gravedad de las lesiones y a la extensión de las mismas. Los niveles de calprotectina fecal se correlacionan con el grado de la lesión intestinal, es decir, pueden estar elevados cuando hay atrofia de las vellosidades intestinales (la minoría de los casos) y ser bajos o nulos cuando las lesiones intestinales consisten en inflamación moderada o leve, que son los hallazgos más frecuentes en las biopsias duodenales

Dolor abdominal recurrente, diarrea crónica inespecífica y cólico del lactante

Ayuda en la discriminación entre EII y trastornos funcionales del tracto gastrointestinal, siendo el más frecuente el Síndrome de Intestino Irritable (SII). El Valor Predictivo Positivo (VPP) es del 70-100 % y el Valor Predictivo Negativo (VPN) entre el 51-91 %.

Enteropatía Inducida por AINES

Se ha documentado niveles anormales de Calprotectina Fecal en pacientes con daño intestinal por consumo de AINES.

Monitoreo del tratamiento de Enfermedad Inflamatoria Intestinal y predicción de recaídas

Sus niveles aumentan antes de presentar clínica en el brote agudo.

La expectativa abierta por la disponibilidad de esta técnica no invasiva frente a problemas de salud intestinal en el caso de pacientes con sensibilidad alimentaria y otro tipo de patologías en los que los problemas de permeabilidad intestinal repercuten de forma significativa en la evolución y el estado de los pacientes es un campo de investigación operativa en el Laboratorio Clínico muy interesante y de gran ayuda en el seguimiento y control de estos pacientes.

La determinación de calprotectina se usa para monitorizar la respuesta al tratamiento reemplazando el seguimiento por endoscopia. La calprotectina permite diferenciar Enfermedad Inflamatoria Intestinal en reposo de enfermedad activa. La curación de la mucosa se asocia con remisión sostenida. La determinación de esta proteína en el laboratorio clínico añade una serie de ventajas en el diagnóstico clínico de la enfermedad inflamatoria intestinal porqué:

  • La calprotectina es resistente a la degradación bacteriana.
  • La calprotectina permanece estable en heces hasta una semana a temperatura ambiente.
  • La calprotectina no es afectada por medicamentos y es resistente a la actividad proteolítica de las enzimas digestivas.

Solo el consumo de medicamentos intiinflamatorios no esteroideos, aspirina (ácido acetil-salicílico) incluida puede producir falsos positivos ya que pueden provocar inflamación intestinal.

Notas de referencia de guias internacionales: