CEyDES en Actualidad de las empresas aragonesas

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

CEyDES en Actualidad de las empresas aragonesas

Revista : CEyDES en Actualidad de las empresas aragonesas Nº. 120, Junio 2019.

Entrevista a Doctor Juan Antonio Abascal Ruíz

Especialista en Microbiología y Parasitología y Medicina Preventiva.

Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Zaragoza, el Dr. Juan Antonio Abascal lleva más de tres décadas de trayectoria profesional. Pertenece a la cuarta generación de una familia con abundante presencia de profesionales de la medicina.

Conjuga las acciones profesionales con la docencia y la investigación. Sus campos de trabajo son el desarrollo de la gestión clínica del Laboratorio CEyDES y distintas áreas de patología crónica dentro de la Atención Primaria Integral.

Profesor de Enfermedades Tropicales, profesor encargado de catedra en la Fundación Alfonso VIII, integrante como Académico correspondiente de la Real Academia de Medicina y del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza, Director y coautor del libro “Acciones y Palabras” (Sociedad, Seguridad Social y Asistencia Sanitaria),  autor y coautor de tres libros técnicos y 62 trabajos científicos.

¿Cuándo siente la vocación por la medicina?

Desde muy pequeño he estado oyendo hablar y viendo en casa a pacientes de mi padre. Verle muy feliz con su trabajo siempre me ha hecho sentir que solo podría ser igual de feliz que mi padre si era médico. No sé si es vocación o simplemente la necesidad de querer ser feliz.

Su padre y su abuelo fueron médicos, también su hermano. ¿Cuál es la mejor enseñanza de los doctores que le precedieron en su familia?

La dedicación, la alegría de saberse queridos, la necesidad de estudiar, el ser siempre modesto y no querer destacar en otra cosa que no fuera hacerlo bien en la cabecera de los pacientes.

Estudió en Zaragoza y en París y trabajó en África. ¿Cómo moldean el carácter y la profesión esas experiencias?

En Zaragoza recibí enseñanzas de grandes profesores y maestros. En París el rigor, la disciplina, la bonhomía y el esquema del pensamiento lógico. En África, el saber que, con muy pocas cosas y escuchando, puedes ayudar en grandes problemas tanto sanitarios como sociales y humanos. Tuve la inmensa fortuna de trabajar con misioneros y misioneras que tenían las ideas muy claras, la vocación aún más clara, y, por eso, su trabajo trasciende y penetra en cualquier persona que lo vea.

Es especialista en Microbiología, Parasitología y Medicina Preventiva. ¿Cómo se traduce este trabajo a la vida cotidiana?

En ser, sentirme y hacer sentirse bien, o al menos mejor de salud, a las personas que acuden a la consulta o a las que me permiten compartir sus problemas.

Escribe, investiga, colabora en los grupos de investigación, ¿Cuál es el futuro de la salud y la sanidad pública en nuestro país? ¿Y en Aragón?

El gravísimo problema no es la carencia de medios, instalaciones, lista de espera -que también lo es-, sino la gravísima carencia de médicos, enfermeras, auxiliares. La consecuencia palpable es la ruptura de la relación de la calidad médico-paciente y, por tanto, el paso de una relación de mutuo afecto y respeto a una de agresividad latente o incluso real.

Ha recibido numerosos galardones, el último de ellos el premio Medicina Siglo XXI en Medicina Preventiva, que recibía el pasado 25 de abril en el Hotel Palace de Madrid. ¿Cómo recibe los reconocimientos?

Con agradecimiento, con alegría, y como siempre tengo a mi lado a las personas que me quieren ellas me recuerdan, como en la antigua Roma a los vencedores, que los premios que me dan no solo son míos sino de todas las personas que los hacen posibles, es decir, los recibo con mucha humildad.

 ¿A que dedica en estos momentos su ilusión y su experiencia profesional en laboratorios CEyDES?

A estudiar e implantar nuevas técnicas que ayuden y faciliten el diagnostico en patologías de tipo infeccioso, ETS y problemas de tipo funcional.

¿El médico del siglo XXI deberá prepararse para nuevas enfermedades o para aplicar todos los avances científicos que acaben con las que ya conocemos?

Pienso que el médico de este siglo va a tener que lograr el tiempo necesario para recuperar la armonía en la relación médico-paciente, va a tener que olvidar muchos axiomas y muchas falsas certezas -como hemos hecho siempre los médicos- y redescubrir una visión holística e integradora de los trastornos orgánicos y funcionales.

El gran desafío, que requiere una labor conjunta de todos y cada uno de los especialistas, es la transformación de patologías agudas en crónicas y el tratamiento y seguimiento domiciliario de personas dependientes de cuidados.

El protagonismo en el siglo XXI va a ser de los pacientes y de los equipos sanitarios multidisciplinares con objetivos claros, concretos, viables y eficientes.

De lo que sí puede estar segura la sociedad es que los médicos del siglo XXI van a estar tan bien o mejor preparados que los actuales, y espero que humanamente estén igual de bien formados que los que les han precedido, desde el siglo I hasta el XX.

¿La sanidad Pública necesita de la Sanidad Privada en nuestro país?

Si. La colaboración público-privada es absolutamente necesaria. De hecho, está institucionalizada y legalmente concretada tanto en convenios como en aspectos puntuales de colaboración en el tratamiento de las “Listas de Espera”.

Los nuevos avances en terapias génicas y medicina personalizada, hacen aún más necesaria esa colaboración como la forma de establecer acuerdos que garanticen la equidad de acceso de todos los pacientes de la sanidad pública a estos nuevos tratamientos y en los que la empresa privada se compromete con la publica (S.N.S) a acuerdos que hagan estos tratamientos viables mediante el pago de los tratamientos en función de los resultados  medidos en salud ,en función de resultados, evaluados por comité público-privado y supervisión clínica.

¿Qué opina de las donaciones de empresarios para reforzar los tratamientos en los hospitales públicos?

En España la Ley 49/2002 de 23 de diciembre (Patrocinio y Mecenazgo) el cómo, porqué y en qué condiciones se hacen las donaciones.

En un momento en el que desde todos los partidos políticos se cuestiona, o se hacen correr falsos rumores, la Sostenibilidad del Sistema de Salud Español y se habla de los “recortes” en materia sanitaria, no entiendo que nadie pueda criticar primero la ley (salvo en puntos mejorables por su obsolescencia) y segundo cualquier apoyo que contribuya a la sostenibilidad del sistema y a la solvencia de este. Si de verdad falta dinero, cualquier dinero dado sin contraprestaciones favorece que el sistema no se endeude aún más y por tanto ayuda en su Solvencia Y sostenibilidad

Oponerse a ello es no respetar la ley y no saber nada de asistencia sanitaria, tecnología, tratamiento, evolución, presupuesto y “ gratuidad” del Sistema Público .

En fin: Es no defender la Sanidad Pública.