¿Qué pruebas de laboratorio nos ayudan a saber si tenemos riesgo de sufrir un ictus?

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Los ictus son un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro. Este grupo de patologías, conocidas popularmente como embolias, también se denominan accidentes cerebrovasculares (ACV) y se manifiestan súbitamente. El ictus es el equivalente a un infarto de corazón, pero en el cerebro.

Después de un ictus, sólo un tercio de los pacientes se recupera totalmente, otro tercio queda con secuelas y otro tercio fallece. Además, el 25% de las personas que padecen un ictus mueren durante los 30 días siguientes.

Los ictus se pueden prevenir. Algunos de los factores de riesgo, como la edad, antecedentes familiares, sexo y raza, no se pueden modificar.

Pero otros factores de riesgo sí son corregibles y aquí sí que juega un papel fundamental el compromiso personal, la educación sanitaria y el apoyo del médico y de la comprobación objetiva de los factores de riesgos que pueden ser evaluados por el Laboratorio Clínico.

Valorar el compromiso metabólico y funcional por el consumo excesivo de alcohol, drogas, la repercusión de los mismos en la hipertensión arterial, tener niveles de colesterol elevados en sangre, la diabetes, la obesidad, la vida sedentaria, las dietas ricas en sal y en grasas … ETC

Aquí sí que el laboratorio clínico puede ayudar tanto en la detección de los factores de riesgo y en sus consecuencias metabólicas, como en el control y seguimiento de estos factores de riesgo con el fin de evitar, en lo posible, la aparición del Ictus cerebral y su repetición.

¿Qué pruebas de laboratorio nos ayudan a saber si tenemos riesgo de sufrir un ictus?

–       Pruebas de funcionalismo Hepático.

–       Glucemia basal. En el caso de diabéticos ya diagnosticados:  Hemoglobina glicada.

–       Colesterol y fracciones ( HDL, LDL) y trigliceridos.

–       Pruebas de coagulación, homocisteína.

 

Ya que la prevención primaria del ictus se basa en la identificación y corrección de estos factores de riesgo para evitar este accidente cerebrovascular cuando aún no ha ocurrido, el laboratorio si es de ayuda al clínico y al paciente para estar al tanto y corregir estos factores de riesgo que si son detectables por técnicas de laboratorio.

Una vez que hemos remontado la fase aguda del Ictus, el laboratorio también puede ayudar al control de la terapia de anticoagulación marcada por el clínico, mediante la realización de la prueba de protrombina y la valoración del índice INR, aparte de seguir avaluando el resto de factores de riesgo ya descritos.

En CEyDES disponemos tanto en la sede central, como en el caso de que el paciente necesite hasta su total recuperación una atención domiciliaria, para el control del INR (SINTROM) un equipo de enfermería con atención domiciliaria y la capacidad de poder dar un informe al médico de los resultados del INR en el día y de la evolución del tratamiento desde la primera fecha que se ha realizado usted los análisis en nuestro laboratorio.

Pincha aquí para pedir cita con tu laboratorio CEyDES