Obesidad: Biomarcadores, Alimentos Funcionales, Impacto social

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Bienvenido a la primera información de “Diagnóstico Clínico por el Laboratorio”. El Centro de Estudios y Desarrollo Sanitarios de Zaragoza se enorgullece de contribuir al cambio de la salud pública mediante la estimulación de la conversación sobre temas importantes de salud.

Hoy vamos a tratar en profundidad los aspectos de la obesidad ligados a “Alimentos Funcionales”, Compuestos “Bioactivos y biomarcadores”, y vamos a plantear una variedad de temas con la Obesidad como telón de fondo del un problema ligado las enfermedades crónicas y como consecuencia a “Una Mala Calidad de Vida” personal, con repercusión social, que se puede resolver o, al menos aliviar.

 

OBESIDAD

 

España es el país de Europa con mayor tasa de obesidad, ya que afecta a uno de cada cuatro adultos y a uno de cada tres niños. NO debemos confundir el problema de la Obesidad con el de sobrepeso que en España afecta a casi el 60% de la población.
El problema se agravará en un futuro, si no tomamos medidas ya que en la actualidad España tiene la mayor tasa de obesidad infantil del mundo.
Nuestro deseo es que este blog sea una forma de establecer una linea de contacto para lograr un cambio positivo en la salud y arrojar luz sobre la investigación actual con respecto a estos temas, así como fomentar la conversación entre todos los preocupados por los temas de Salud y las medidas que para favorecerlas podemos tomar entre todos mediante un dialogo franco y abierto.
Por último, esperamos que estos boletines le motiven para visitar y registrar sus opiniones en este blog. El tema de hoy es: “Obesidad, biomarcadores, Alimentos funcionales e Impacto social”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha identificado diez factores de riesgo para las enfermedades que ocasionan mayor morbilidad en el mundo, y de estos diez factores, al menos cinco están relacionados con la alimentación y el ejercicio físico: obesidad, sedentarismo, hipertensión arterial, niveles altos de colesterol y escaso consumo de frutas y verduras.

La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y las enfermedades cardiovasculares y se asocia a numerosas comorbilidades, como: enfermedades cardiovasculares (ECV), la diabetes, la dislipemia, la hipertensión, y muchas más enfermedades crónicas.

La obesidad es un desequilibrio de la ingesta energética y el gasto energético. La obesidad puede ser abordada desde un enfoque basado en la prevención o el tratamiento. Este  último requiere la modificación de los factores de equilibrio de energía. Por ejemplo, los enfoques de gestión de peso puede modificar múltiples factores de balance de energía, tales como: la ingesta de alimentos, el gasto de energía y almacenamiento de energía.

Muchas de  las formas de enfocar estos puntos están controladas por las compañías farmacéuticas, pero los alimentos en desarrollo para el control  del peso, los llamados “Alimentos Funcionales” puede ser un enfoque prometedor, ya que pueden llegar a ser-de hecho ya lo son en algunos países como Japón- más baratos y más accesibles que otros tratamientos de la obesidad.

En efecto: el tratamiento con este tipo de alimentos puede beneficiar a 61% de la población que tiene sobrepeso u obesidad. La principal barrera a este enfoque, sin embargo, es la falta de biomarcadores adecuados para evaluar el impacto de los diferentes tratamientos y su relación de impacto  en los factores de balance de energía.

 

OBESIDAD: BIOMARCADORES Y COMPUESTOS BIOACTIVOS

 

“Lo que distingue al científico no es qué cree sino cómo lo cree”. Sir Bertrand Rusell,

En 2005, el costo de los exámenes médicos directamente relacionados con la obesidad alcanzó los 190,2 mil millones de dólares. A pesar de que la etiología de la obesidad y de la diabetes es complejo, todos sabemos que la dieta juega un papel importante en el desarrollo y gestión de estas enfermedades.

Hasta hace relativamente poco, la propia grasa se consideró un factor pasivo en el desarrollo de la obesidad. Hoy en día, los adipocitos no sólo son considerados como sitios de almacenamiento de grasa, sino también los principales contribuidores a la pérdida del órgano de control metabólico y endocrino. La obesidad es causada por la acumulación excesiva frecuente de grasa. La ingesta calórica excesiva o un estilo de vida sedentario promueven a la expansión del tejido adiposo y la acumulación de lípidos como triglicéridos. El reciente estudio de la capacidad de expansión FAT (destino) hipótesis establece que cuando el tejido adiposo alcanza su límite de expansión, el excedente de energía ya no puede ser almacenado de forma segura y el balance energético finalmente colapsa.

Una vez que la capacidad del tejido adiposo está sobrecargada, los lípidos se acumulan en otros órganos, donde alteran su normal funcionamiento. La secreción de adipoquinas de tejido adiposo es el vínculo entre la obesidad y sus comorbilidades. Cuando el ajuste de adipocinas se vuelve irregular, adiposidad conduce a un aumento de adipoquinas pro-inflamatorias, lo que reduce los factores anti-inflamatorios o sensibilizantes a la insulina .

Los adipocitos también influyen en el metabolismo y el consumo de energía. A pesar de que ha sido identificadas más de 50 adipoquinas , cada una con diversos papeles funcionales, la adiponectina y la leptina se han estudiado más de cerca . La adiponectina es conocida como proteína relacionada con el complemento de adipocitos-, que puede ser altamente expresado en el tejido adiposo. Se puede inducir sensibilidad a la insulina en el músculo, así como en el hígado, y aumentar la oxidación de ácidos grasos libres en varios tejidos. Además de eso, puede disminuir las concentraciones de ácido libre graso, glucosa y de triglicéridos en el suero

El peso corporal se puede medir usando una escala, pero evaluar el riesgo de la obesidad es más difícil. A pesar de que la composición corporal se puede evaluar con precisión en el laboratorio, estas técnicas no son de fácil acceso para el público en general. De hecho, las técnicas disponibles para evaluar la composición corporal para la población general se consideran imprecisas. La ingesta de proteínas tal vez más fácilmente evaluó que los cambios en otros macro nutrientes, ya que está relacionado con los niveles urinarios y la sangre de nitrógeno, que es un biomarcador para los cambios en la ingesta de proteínas de la dieta [.  LA investigación sobre los llamados “Alimentos funcionales” es un medio prometedor para reducir el consumo de energía y aumentar la saciedad.

Hay tres enfoques principales para lograr la sensación de falta de apetito o, lo que es lo mismo, lograr que las personas tengan la sensación de estar saciadas y que no les haga falta comer.

  1. Modificación de la densidad de una dieta
  2. La modificación de la composición de macro nutrientes de una dieta
  3. Modificar el índice glucémico de una dieta

 

ALIMENTOS FUNCIONALES

 

Se denominan Alimentos Funcionales (AF) a aquellos que no solo se producen por sus características nutricionales sino que durante su procesado, antes de entrar a formar parte de la ingesta alimenticia, se logra la eliminación de un componente alimenticio conocido como causante o determinante de una enfermedad (por ejemplo la eliminación de la lactosa que puede ser una proteína alergénica), o se consigue el aumento de la concentración de un componente activo necesario que el organismo humano sea incapaz de sintetizar y del que precisa su aporte en una cantidad mínima sin la que en un plazo de tiempo podría tener problemas de salud. Tiene la consideración de alimento esencial aquel al que se adicionado un componente que no está presente en la mayoría de los alimentos o aquel en el que se reemplaza un macro nutriente ( por ejemplo la grasa). A lo largo del procesado puede lograrse que en un alimento se incremente tanto la biodisponibilidad o la estabilidad –o ambas-  de uno o más  componentes conocidos con el objeto de producir un efecto funcional o reducir la aparición de enfermedades.

Por tanto los ALIMENTOS FUNCIONALES  tienen la misión específica de mejorar la salud y reducir el riesgo de contraer enfermedades. El consumo de estos alimentos tiene que ser parte de una dieta equilibrada y en ningún caso un substituto de la misma.

Básicamente diferenciamos dentro de los alimentos funcionales los

Alimentos probióticos, Alimentos prebióticos, Alimentos con efecto bifidus (efecto bifidogeno), Alimentos simbióticos.

Los alimentos funcionales pueden ayudar a aumentar el gasto total de energía sin aumentar la ingesta de energía. Por ejemplo, la combinación de la cafeína y la efedrina, que se encuentra en algunos alimentos funcionales, se ha demostrado que aumenta el gasto de energía. Por otra parte, se utiliza para el tratamiento de la obesidad en algunos países. La mayoría de los productos en el mercado que pretenden aumentar el gasto de energía no tienen evidencia científica que apoya su eficacia, pero si es incuestionable su integración en las pautas de consumo nutricional y patrones de elección y valoración social

Sin embargo, los estudios muestran que las dietas con alto contenido de calcio puede prevenir el aumento de peso al aumentar el gasto de energía. La catequina en el té Oolong también se ha demostrado que aumenta el gasto de energía.

A la luz de la actual epidemia de obesidad, hay una oportunidad y de mercado para los productos alimenticios funcionales.

 

BIOMARCADORES

 

Perfil básico de laboratorio:

Hematología básica: Hemograma completo:- Metabolismo del Hiero:- Hierro, Ferritina, transferrina . – Metabolismo renal básico:- Urea, creatinina. Albúmina (orina de 24horas)

Perfil hidrocarbonado:-HbA1c, Glucosa (en sangre y orina), Insulina (en sangre), Péptido C (en sangre) -Perfil lipídico:-Colesterol total, HDL, LDL, Triglicéridos, Apo A, ApoB, Lp(a) , NEFA( Ácidos grasos no esterificados). Perfíl hepático : – G.O.T., G,P.T, GGT

-Marcadores de riesgo cardiovascular: -Homocisteína, PCR-us, …).  TNF (factor de necrosis tumoral), Interlequinas.

Apoyo del laboratorio en casos clínicos muy concretos:(Apoyo al paciente obeso por grupo interdisciplinario, con apoyo personalizado (Coaching)

Biomarcadores selectivos de Técnicas RIA o Turbidimetría, Inmonulogía y Genética.ELISA Cartera de servicios: (omega-3, omega-6, ácido oléico, linoléico…).  TNF (factor de necrosis tumoral), Interlequinas.

Hormonas de la ingesta:–LEPTINA y Ghrelina. Dando especial importancia a la Leptina y su receptor Ob-R

Aunque muchos biomarcadores se han identificado y vinculado a los procesos relacionados con la obesidad, se necesitan más estudios antes de que estos biomarcadores puedan alcanzar valores de diagnóstico precisos. En cuando se establezcan patrones de correlación entre “Alimentos Funcionales “y pautas de tratamiento ligadas a su consumo, este aumentará. De hecho la valoración empírica de la sociedad sin esperar a esta relación objetiva ya es evidente.

A diferencia de la medición de admisión, el gasto de energía se puede evaluar económicamente en los clubes de salud por dietistas personales o entrenadores personales especializados en temas de salud (COACHINGS)

La presión social y de los medios de comunicación sobre personas NORMALES que se alejan de un “PATRON SOCIAL de BELLEZA” es enorme. No ya la obesidad sino el sobrepeso más discreto pueden ser, y a veces lo son con graves consecuencias, un factor trascendente de exclusión social sobre todo para jóvenes, hombres y mujeres de media edad, o de colectivos cuya forma de vida y renta económica dependen de los patrones de moda y estándares de vida  de la sociedad consumista.

En intervenciones posteriores desarrollaremos de forma más profunda el tema. Hoy vamos a dar unas pinceladas sobre los aspectos más frecuentes en los temas de obesidad y la ayuda que el laboratorio puede dar en su diagnostico, valoración y seguimiento para la corrección objetiva de las causas que motivan el problema.

  • FACTORES GENÉTICOS EN LA OBESIDAD
  • FACTORES ENDOCRINOLOGICOS EN LA OBESIDAD
  • LA PRESIÓN SOCIAL EN LAS PERSONAS OBESAS O CON SOBREPESO: factores ligados al género y sexo.
  • LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN COMO CAUSAS DE OBESIDAD
  • ANEMIA Y OBESIDAD

Y EN TODOS ELLOS EL CLUB DE LA SALUD CEYDES Y SU LABORATORIO DE ANÁLISIS CLÍNICOS PUEDE AYUDAR EN LA COMPENSION, DIAGNOSTICO Y APOYO PERSONALIZADO EN EL SEGUIMIENTO DE SU TEMA DE SOBREPESO Y OBESIDAD