La importante aportación de la medicina integrativa

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Denme una buena persona; de hacerla un médico brillante me encargo yo”.

Profesor Manuel Bueno

 

 CEyDES La importante aportación de la medicina integrativa

Cómo empezó CEyDES

El Centro de Estudios y Desarrollos Sanitarios comenzó hace treinta años como una necesidad sentida por un grupo de profesores de la Universidad de Zaragoza. Todo cambiaba muy aprisa en España y en la Universidad. El rigor científico, el conocimiento y aplicación de nuevas tecnologías eran necesarios, y a eso nos pusimos, con toda ilusión del mundo. De hecho ahí nace el eslogan de CEyDES: “una ilusión compartida”

Precioso eslogan

Al poco tiempo la realidad nos puso los pies en la tierra.  Las cuentas no salían. Necesitábamos apoyo legal y económico. Tuvimos la gran fortuna de encontrar a profesionales tan ilusionados como nosotros, dispuestos a compartir el riesgo. A partir de ahí el proyecto se consolidó y, con avatares de todo tipo, sigue siendo hoy una realidad empresarial en el mundo sanitario.

¿Qué le hizo estudiar medicina?

Saber que no podía ser otra cosa si quería ser feliz y hacer feliz a la gente que me quiere y quiero.

¿Qué consejos daría a las nuevas generaciones de médicos?

No soy quien para dar consejos. Solo daría dos opiniones tan sencillas de decir como difíciles de hacer: Leer la Plegaria de Maimónides y cumplirla en todos sus puntos.

Vivencias y recuerdos de tu época de estudiante

Tener, más que profesores, maestros que volcaban su saber en clases magistrales que te impulsaban y te enseñaban a crecer como persona formando equipos de estudios y prácticas. De ahí a tener amigos  a desarrollar sentimientos empáticos solo había un paso.

Qué profesor le marcó más

Sin duda El Profesor D. José Escolar, el Prof. Olegario Ortiz Machado, pero sobre todo mi maestro. D. Rafael Gómez-Lus.

Muchas veces marca más una frase que un curso académico. Recuerdo al Prof. Bueno decir.  “Denme una buena persona; de hacerla un médico brillante me encargo yo”. Esa era la marca de la Facultad de Medicina en la que me eduqué.

 ¿Qué diferencias existen en la medicina entre España y el resto de Europa?

La proximidad. El médico español está más próximo a los pacientes. Se involucra a título personal y profesional. Siempre abre lugar a la esperanza. Hace comprender al paciente y a sus familiares que la proximidad o la certeza de una muerte no es el final de una unión vital, simplemente es pasar a otro tipo de afecto desde el amor a la persona que se ha ido. Pienso que esta puede ser una buena explicación para el hecho que España lidere mundialmente la donación de órganos.

Sí la sanidad española era la envidia de otros países y el orgullo del nuestro. ¿Por qué ha decaído tanto?

Quizás porque no era la envidia de ningún país y, seguro, porque tampoco ha decaído.

¿Esa es una repuesta diplomática y como se diría ahora “políticamente correcta”?

No, no es diplomática: Es verdad. Los españoles tenemos una exagerada tendencia hacia la vanagloria y sobre todo a la crítica destructiva. Somos ejemplo vivo de la “Teoría del péndulo”. En el año 1990 criticábamos el modelo público asistencial. Negábamos su cobertura, las grandes inversiones, los hospitales, la formación profesional (el M.I.R., con todo lo que supone de adelanto en formación médica viene de esa época). El paso de este sistema al que hoy disfrutamos se hizo con un gran consenso parlamentario.

La crisis económica dañó el nuevo sistema, nacido para cubrir todas las necesidades sanitarias de todos los ciudadanos, tanto en su solvencia como su sostenibilidad y, lo que es peor, lo politizó y eso ha hecho que el sistema se anquilose, pierda su capacidad de liderazgo y su visión y apuesta de futuro. Sigue siendo un gran sistema de salud. El objetivo único es dar el mejor servicio posible y actualizado a todos los ciudadanos. No hay otro. Hay que recuperar el dialogo y los políticos estar dispuestos a soportar el desgaste de tomar medidas impopulares y ser capaces de diseñar modelos actuales que permitan la incorporación de todas las tecnologías y formas de gestión de servicios y suministros. Los ciudadanos tenemos el derecho, desde la Solidaridad y la Equidad, a exigir transparencia y a comprometernos en el logro de la mejor asistencia sanitaria posible para todos.

¿Qué opinión tiene de la sanidad privada?

Muy buena. Tiene medios, instalaciones. y más del 90% de sus muy buenos médicos lo son también del Sistema Público. Once millones de españoles, a los que se nos puede decir de todo menos idiotas, no pagaríamos por lo mismo tres veces si no pensásemos que recibimos  más de lo que nos cuesta.

¿Qué aprendizaje de vida le ha dado tu profesión?

Me ha enseñado a estar en un segundo plano, a compartir con las personas los derechos y obligaciones que llevan el defender el derecho a la salud y a la mejor asistencia sanitaria posible.

¿Cuál es su ópera preferida?

La opera, como la medicina, hay que vivirla cada instante y cada instante tiene su afán y cada afán siendo bello es, o puede ser distinto.

Si la medicina es silencio, compartir dolor, coger unas manos, estar en el laboratorio, oír un corazón, apoyar a una persona que sufre.  ¿Que tal Norma, Tosca, o Madame Buterfly? Si es defender a los que no pueden hacerlo ¿Que tal el coro de los esclavos de Nabucco?  Si es sueño ¿Que tal  la Escala  de Seda? Si es curar a gente que solo ¡Y nada más! tiene angustia y miedo ¿Que tal  Elixir d´amore? Si es una expresión de vida, contar una historia para ilusionar ¿Qué tal La Traviata, el Pescador de perlas o La Flauta Mágica?

Cuénteme que sintió al recoger el premio “Medicina del siglo XXI” el pasado mes de abril.

Emoción y felicidad. Recordé la sonrisa de mi padre y el increíble buen humor de mi hermano. La compañía de mi mujer y de mi hermana y la de la quinta generación de médicos de la familia – mi sobrino y ahijado y su mujer- que dejaron todo para acompañarme, me hizo sentir todo lo bello y bueno de las cinco generaciones de sabernos médicos.

Actualmente, ¿está trabajando en algún nuevo proyecto que se pueda conocer?

Si. Trabajo en temas ligados a avances que están cambiando paradigmas de la atención médica en pacientes con patologías agudas, crónicas y con pluripatologías. Esto obliga a replantear la atención sanitaria, a hacer una atención aún más personalizada. Pienso que la forma filosófica y el saber tácito de la medicina integrativa y ambiental va a ser una línea en la que trabajar y que va a dar muchas aportaciones a la clínica médica, de ahí la importante aportación de la medicina integrativa.

¿Qué es un médico cinco estrellas?

El médico que no se considera ni un lucero. Las estrellas quedan para Hollywood o para la guía Michelin. Un médico 5 estrellas solo es aquel al que sus pacientes consideran como un miembro más de su familia.

¿Que le aporta su contacto con sus pacientes en el día a día? No le voy a preguntar si piensa jubilarse porque alguien de su talla, no se jubila nunca.

Vida. Me aportan vida. No, no pienso jubilarme nunca. Solo me jubilará el perder esta vida.

Entrevista publicada por el diario ABC el 21 de julio de 2019