Hormonas masculinas involucradas en la capacidad reproductiva del varón y posibles tratamientos hormonales

Sorry, this entry is only available in Español. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

HORMONAS MASCULINAS INVOLUCRADAS EN LA CAPACIDAD REPRODUCTIVA DEL VARÓN Y POSIBLES TRATAMIENTOS HORMONALES

Dina Pabón, PhD. Embrióloga en Clínica de fertilidad y biotecnología Aísa

La capacidad reproductiva del varón adulto está condicionada por el esencial proceso de la espermatogénesis. La producción continuada de un número adecuado de gametos masculinos funcionalmente competentes depende de múltiples factores y su disrupción parcial o total representa la mayor parte (alrededor del 80%) de las causas de subfertilidad o esterilidad masculina.

Podemos mencionar las cuatro causas principales de subfertilidad o esterilidad masculina:

  • Alteraciones hipotalámicas o hipofisiarias (1-2%)
  • Trastorno gonadal (30-40%)
  • Alteraciones en el transporte de los espermatozoides (10-20%)
  • Causas desconocidas (40-50%)

 

Durante las últimas décadas se ha obtenido un considerable conocimiento científico de la organización anatómica y funcional del testículo, y se han desentrañado aspectos básicos del control hormonal responsable del inicio y regulación de la proliferación germinal y espermatogénesis.

En un controlado proceso, las hormonas hipofisiarias actúan sobre los testículos del varón regulando tanto la esteroidogenesis como la espermatogénesis.

La esteroidogénesis o producción de hormonas esteroideas como la testosterona, en respuesta a la LH (Hormona luteinizante), es un proceso que tiene lugar en las células de Leydig encontradas en el tejido intersticial de los testículos.

La espermatogénesis producción de espermatozoides en respuesta a la FSH (Hormona foliculoestimulante) tiene lugar en las células de Sertoli dentro de los túbulos seminíferos de los testículos.

Estas dos funciones se encuentran reguladas por un feedback positivo y negativo hormonal, donde la testosterona estimula la producción espermática, en un proceso de regulación, cuando el nivel de testosterona aumenta en sangre, se envía una señal al hipotálamo para que deje de sintetizar LH y se frene la producción de más testosterona.

 

En el diagnóstico del valor fértil se incluyen:

  • Análisis físico del varón.
  • Análisis seminal macro y microscópico (Espermiograma).
  • Cultivos seminales.
  • Perfil hormonal (Prolactina, testosterona, FSH y LH)
  • REM diagnóstico
  • Cariotipo y análisis genético.
  • FISH de espermatozoides.
  • Fragmentación de DNA de cadena doble y sencilla.

 

Si se presenta una disrupción parcial o total de la espermatogénesis, se produce un número insuficiente de espermatozoides y tras los análisis seminales podemos diagnosticar alteraciones tales como:

Oligozoospermia (concentración espermática menor a lo normal, 20 mill/mL) la Criptozoospermia (menos de 100.000 espermatozoides/mL) y la

Azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado).

CONCENTRANCIÓN DE PROGESTERONA EN LA TRANFERENCIA EMBRIONARIA EN MEDICINA REPRODUCTIVA

 

La mayoría de los casos con oligozoospermia moderada/grave o criptozoospsermia, se deben a anormalidades idiopáticas (de causa desconocida). Sin embargo, en algunos casos (7-10%) las pruebas genéticas de los pacientes son anormales y generalmente su esperma tiene menos de 5 millones de espermatozoides por mL. Los tratamientos en sujetos con anormalidad genética no son eficientes y la microinyección intracitoplasmática (ICSI) es el tratamiento más útil, cuando se logra conseguir espermatozoides móviles.

Consecuentemente a la baja calidad espermática en pacientes con recuentos bajos de espermatozoides, se han propuesto una variedad de tratamientos empíricos, en un intento por mejorar las características y la capacidad fecundante de las muestras seminales de los pacientes afectados (Cavanilli 2006; Cannarella et al., 2019).

Entre las hormonas usadas como tratamiento se incluyen la testosterona, la FSH, la HCG y la AMH (hormona antimulleriana) . Otras sustancias no hormonales tales como: citrato de clomifeno, inhibidores de aromatasas, antioxidantes, arginina, glutatión etc, se han usado también como tratamientos. Muchos de estos procedimientos pueden llegar a causar alguna mejora en la calidad seminal y en la tasa de gestación, aunque los efectos causados no son del todo claros (Bhasin S., 2007).

Algunos grupos como Baccetti et al 2004; Foresta et al 2005 & 2007; Caprio et al 2015, que han usado la FSH, HCG y AMH como tratamiento, han reportado mejoras en la calidad seminal y/o en las tasas de gestación. Dado estos efectos obtenidos, se ha sugerido el uso de FSH, AMH y HCG como tratamiento sustitutivo, sostenido y prolongado en infertilidad idiopática. En algunos casos se ha logrado activar la espermatogénesis en hombres que padecen infertilidad idiopática. Sin embrago, otros estudios que han usado estos farmacos como tratamiento en infertilidad idiopática no destacan ninguna ventaja y discrepan en las conclusiones de la eficacia de los tratamientos hormonales en pacientes con oligozoospermia (Matorras et al., 1997; Kamischke et al., 1998; Foresta et al, 2005 & 2007). Los resultados llegan a ser controvertidos debido a la falta de controles, a diferentes criterios de selección e inclusión de los sujetos y a deficiencias en las bases metodológicas (Cannarella et al., 2019)

El tratamiento farmacológico (empírico) de la oligozoospermia parece justificado cuando no hay alteraciones en la maduración de las células germinales espermáticas, para descartar dichas alteraciones en la mayoría de los hombres con oligozoospermia moderada o grave está indicado el estudio detallado y genético incluyendo el cariotipo, microdeleciones o fibrosis quística).

 

BIBLIOGRAFIA.

Baccetti B, Piomboni P, Bruni E, Capitani S, Gambera L, Moretti E, Sterzik K, Strehler E. (2004). Effect of follicle-stimulating hormone on sperm quality and pregnancy rate. Asian J Androl. 6;2:133-7.

Bhasin S. (2007). Approach to the infertile man. J Clin Endocrinol Metab. 92; 6:1995-2004. Review.

Cannarella R, La Vignera S, Condorelli RA, Mongioì LM, Calogero AE. (2019) FSH dosage effect on conventional sperm parameters: a meta-analysis of randomized controlled studies. Asian J Androl. Jul 5. 10.4103:42-19

Caprio F1, De Franciscis P1, Trotta C1, Ianniello R1, Mele D1, Colacurci N1. (2015) Seminal anti-Müllerian hormone levels during recombinant human follicle-stimulating hormone treatment in men with idiopathic infertility undergoing assisted reproduction cycles. Andrology. 3(5):843-7

Cavallini G. (2006). Male idiopathic oligoasthenoteratozoospermia. Asian J Androl. 8;2:143-57. Review.

Foresta C, Bettella A, Garolla A, Ambrosini G, Ferlin A. (2005). Treatment of male idiopathic infertility with recombinant human follicle-stimulating hormone: a prospective, controlled, randomized clinical study. Fertil Steril. 84;3:654-61.

Foresta C, Selice R, Ferlin A, Arslan P, Garolla A. (2007). Hormonal treatment of male infertility: FSH. Reprod Biomed Online. 15;6:666-72. Review.

Kamischke A, Behre HM, Bergmann M, Simoni M, Schäfer T, Nieschlag E. (1998). Recombinant human follicle stimulating hormone for treatment of male idiopathic infertility: a randomized, double-blind, placebo-controlled, clinical trial. Hum Reprod. 13;3:596-603.

Matoras R., Perez C., Corcóstegui B. Pijoan J., Ramón O., Delgado P., Rodríguez-Escudero FJ. (1997). Treatment of the male with follicle-stimulating hormone in intrauterine insemination with husband’s spermatozoa: a randomized study. Hum Reprod. 12;1:24-8