ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL POR LA PRACTICA DE SEXO ORAL

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL POR LA PRACTICA DE SEXO ORAL

Muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS) se pueden propagar a través de las relaciones sexuales oraleUsar un condón, un dique dental u otro método de barrera cada vez y siempre que tenga relaciones sexuales orales puede reducir el riesgo de transmitir o contraer una ETS.

 

Si bien el sexo oral podría presentar un menor riesgo de propagar el VIH que los otros tipos de relaciones sexuales, las exposiciones reiteradas y sin protección podrían aumentar el riesgo de transmisión.

Las relaciones sexuales orales (o sexo oral) implican usar la boca, los labios o la lengua para estimular el pene (felación), la vagina (cunilingus) o el ano (anilingus) de una pareja sexual. El pene, los testículos, la vagina y el área alrededor de la vagina son llamados genitales o zona genital.

 

El sexo oral es una práctica común entre los adultos sexualmente activos. Puede ocurrir en parejas heterosexuales y del mismo sexo (gais y lesbianas). Más del 85 % de los adultos sexualmente activos, de 18 a 44 años de edad, han tenido relaciones sexuales orales al menos una vez con una pareja del sexo opuesto. Más del 40%  de chicas y chicos adolescentes de 15 a 17 años declaran haber  tenido relaciones sexuales orales con una pareja del sexo opuesto.

Muchas enfermedades de transmisión sexual, como también otras infecciones, pueden propagarse a través del sexo oral.ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL POR LA PRACTICA DE SEXO ORAL

Toda persona que tenga contacto con  una pareja infectada puede contraer una ETS en la boca, la garganta, los genitales o el recto.

 

El riesgo de contraer una ETS a través de las relaciones sexuales orales, o de propagar una ETS de esta misma manera depende de la ETS en particular, de los actos sexuales practicados, de la incidencia de la ETS en la población a la que pertenecen las parejas sexuales y de la  cantidad de actos sexuales específicos que se practiquen.

 

Como resumen:

Es posible contraer algunas ETS en la boca o la garganta al practicarle sexo oral a una pareja que tenga una infección genital o anal (rectal), especialmente si se le practica sexo oral a una pareja con el pene infectado.

Es posible contraer algunas ETS en el pene (y posiblemente en la vagina, el ano o el recto) al recibir sexo oral de una pareja que tenga una infección en la boca o en la garganta.

Es posible tener una ETS en más de un área al mismo tiempo; por ejemplo, en la garganta y en los genitales.

Varias ETS que podrían ser transmitidas por medio de las relaciones sexuales orales pueden luego propagarse por todo el cuerpo de la persona infectada.

Las ETS pueden transmitirse a una pareja sexual aun cuando la persona infectada no presente signos ni síntomas. Si usted tiene una ETS, podría no saberlo ya que muchas de estas enfermedades quizás no tengan síntomas.

Las principales ETS en nuestra sociedad que se pueden transmitir a través de las relaciones sexuales orales son:

  • Clamidia
  • Gonorrea
  • Sífilis
  • Herpes
  • VPH (virus del papiloma humano)
  • VIH
  • Tricomoniasis

Además de las ETS mencionadas antes, otras infecciones, como las causadas por el virus de la hepatitis A, la bacteria Shigella y los parásitos intestinales (amebiasis) pueden propagarse cuando se practican relaciones sexuales orales en el ano.

 

En la sociedad actual existe el convencimiento que el sexo oral es más seguro que las relaciones sexuales vaginales o anales. Entre los más jóvenes existe el convencimiento que el sexo oral no es sexo y por tanto el hacerlo no tienen ningún riesgo para contraer una enfermedad de tipo sexual. Este convencimiento unido a que muchas ETS no dan manifestaciones clínicas  hace que este tipo de sexo se pueda considerar de alto riesgo en varios tipos de población

La mayoría de las personas que tienen relaciones sexuales orales también tienen relaciones vaginales y anales. Hay aún pocos estudios que hayan  analizado los riesgos de contraer ETS, más allá del VIH, por la práctica de sexo oral en la vagina o en el ano, comparado con la práctica del sexo oral en el pene.

El riesgo de contraer el VIH a partir de las relaciones sexuales orales con una pareja infectada (ya sea practicando o recibiendo sexo oral) es mucho más bajo que el riesgo de contraer este virus a partir de las relaciones sexuales anales o vaginales con una pareja infectada.

Aún  así no se fíe: No se arriesgue sin más: Protéjase si hace sexo oral.

  Esto no es así para otras ETS. En un estudio de hombres gais con sífilis,

1 de cada 5 casos solo habían tenido sexo oral.

Tener infecciones de clamidia y gonorrea en la garganta puede hacer que sea más fácil propagarlas a otras personas a través de las relaciones sexuales orales. Esto es especialmente importante en el caso de la gonorrea, ya que las infecciones en la garganta son más difíciles de tratar que las infecciones urinarias, genitales o rectales. Tener gonorrea en la garganta puede también provocar la propagación de la enfermedad por todo el cuerpo.

Las infecciones causadas por ETS, como la sífilis y el VIH, se propagan por todo el cuerpo. Por este motivo, las infecciones que se contraen en la garganta podrían provocar los mismos problemas de salud que las infecciones que se contraen en los genitales o el recto.

Las infecciones por ciertos tipos de VPH en la boca y la garganta pueden transformarse en un cáncer oral o de cuello.

Ciertos factores como tener mala salud oral, lo cual puede incluir caries, enfermedad o sangrado de las encías y cáncer oral y tener llagas en la boca o en los genitales pueden  aumentar las probabilidades de que una persona contraiga el VIH u otras ETS durante las relaciones sexuales orales si se expone a una pareja infectada.