CAUSAS Y TRATAMIENTO DE LA VAGINOSIS BACTERIANA

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

La Vaginosis bacteriana es un síndrome clínico polimicrobiano resultante de la sustitución del peróxido de hidrógeno normal que produce Lactobacillus sp. en la vagina con altas concentraciones de bacterias anaerobias como Prevotella sp. y Mobiluncus sp., G. vaginalis , Ureaplasma, Mycoplasma y otros gérmenes de difícil cultivo en medios de laboratorio.

La Vaginosis bacteriana es causa muy frecuente tanto de solicitud de consulta médica como de demanda al laboratorio clínico de estudio de Frotis Vaginales ya que, aunque en muchos casos las vaginosis bacterianas no presentan síntomas definidos, si en muchos casos las pacientes tienen un abundante y maloliente flujo vaginal que llegar a manchar la ropa íntima.

La vaginosisis bacteriana se suele asociar con tener múltiples parejas sexuales , tanto masculinas como femeninas, a hábitos incorrectos de higiene intima, una nueva pareja sexual, a  no usar preservativos y a cambios o falta de flora que llamamos saprofita en la vagina.

Hoy día desconocemos a ciencia cierta si  la vaginosis bacteriana resulta de la adquisición de un solo patógeno de transmisión sexual pero si sabeos que las mujeres que tienen vaginosis bacterianas  tienen un mayor riesgo de contraer algunas enfermedades de transmisión sexual  ETS como son la Gonococia y la Clamisdiasis

Tambien las vaginosis bacterianas pueden causar complicaciones después de la cirugía ginecológica y dar complicaciones en el embarazo.

Aunque las bacterias asociadas a BV se pueden encontrar en los genitales masculinos, el tratamiento de parejas sexuales masculinas no ha sido beneficioso para prevenir la recurrencia de BV.

CAUSAS DE LA VAGINOSIS BACTERIANA

Consideraciones diagnósticas

La primera aproximación al diagnostico de una vaginosis bacteriana es la correcta historia clínica de la paciente y la presencia  de estos síntomas.

Los criterios clínicos requieren tres de los siguientes síntomas o signos:

  • Secreción blanca homogénea, delgada, que recubre suavemente las paredes vaginales;
  • Células clave (p. ej., células epiteliales vaginales tachonadas con cocobacilos adherentes) en un examen microscópico;
  • PH del fluido vaginal> 4.5; o
  • Olor a pescado a flujo vaginal antes o después de la adición de KOH al 10% (es decir, la prueba de olor)

Su médico , tras tomarle una muestra de su secreccion vaginal o bien el mismo le hará una tinción de Gram o , remitirá la prueba la laboratorio para que que le hagan esa prueba y le complementen el estudio mediante técnicas de diagnóstico más complejas.

En el caso concreto de las vaginosis bacterianas la tinción de Gram aparte de ser de precio muy asequible  nos sirve para para determinar la concentración relativa de bacilos Gram-positivos, bacilos y cocos Gram-negativos y  otros gérmenes Gram negativas curvas características de la Vaginosis bacteriana .

Hay más pruebas que se pueden realizar en el laboratorio, pero cuando habalmos de Vaginosis Bacteriana  específicamente, no reúnen las condiciones diagnóstica de sensibilidad y especificidad suficientes ya que en el caso de la vaginosis su causa no depende solo de la presencia específica de un germen que la cause.

En la actualidd, y cada vez con mayor frecuencia, al laboratorio nos llegan muestrs de Frotis Vaginales, hechos por la propia interesada , sin intervención médica. Esta forma de toma de muestra complica y hace menos exacto  el sentar un correcto diagnóstico.

TRATAMIENTO DE LA VAGINOSIS BACTERIANA

El tratamiento se recomienda para mujeres con síntomas. Los beneficios establecidos de la terapia en mujeres no embarazadas son aliviar los síntomas vaginales y los signos de infección.

Hay tratamientos como el metronidazol que obliga a evirar el consumo de alcohol  durante y un día después de haber terminado el tratamiento.

Otros tratamiento a base de cremas vaginales que contienen aceite pueden debilitar los condones de látex y los diafragmas hasta casi una semana después de finalizar el tratamiento por lo que es muy aconsejable que las mujeres se abstengan de actividad sexual o usen condones de manera consistente y correcta durante el régimen de tratamiento. Las duchas vaginales no solo no alivian los síntomas de la vaginosis bacteriana sino que pueden aumentar el riesgo de recaída.

En general, ningún estudio respalda la adición de formulaciones de lactobacilos o probióticos disponibles como terapia complementaria o de reemplazo en mujeres con Vaginosis bacteriana.

Seguimiento

Debido a que la VB persistente o recurrente es común, se debe recomendar a las mujeres que regresen para la evaluación si los síntomas reaparecen. La detección de ciertos organismos asociados con BV se ha asociado con resistencia a los antimicrobianos y podría ser predictiva del riesgo de fracaso posterior del tratamiento . Se dispone de datos limitados sobre estrategias de manejo óptimas para mujeres con VB persistente o recurrente., El retratamiento con el mismo régimen recomendado es un enfoque aceptable para tratar la VB persistente o recurrente después de la primera aparición.

Manejo de parejas sexuales

Los datos de los ensayos clínicos indican que la respuesta de una mujer al tratamiento y la probabilidad de recaída o recurrencia no se ven afectadas por el tratamiento de su (s) pareja (s) sexual. Por lo tanto, no se recomienda el tratamiento de rutina de las parejas sexuales.

Consideraciones Especiales

Alergia, intolerancia o reacciones adversas

El embarazo

Se recomienda el tratamiento para todas las mujeres embarazadas sintomáticas.  Aunque los resultados adversos del embarazo, incluida la ruptura prematura de membranas, el parto prematuro, el parto prematuro, la infección intraamniótica y la endometritis posparto se han asociado con BV sintomática en algunos estudios observacionales, el tratamiento de BV en mujeres embarazadas puede reducir los signos y síntomas de la vagina infección. Un metaanálisis concluyó que ningún régimen antibiótico previno el parto prematuro (temprano o tardío) en mujeres con VB (sintomática o asintomática). Sin embargo, en un estudio, la terapia oral BV redujo el riesgo de aborto involuntario tardío).

Aunque el metronidazol cruza la placenta, no se ha encontrado evidencia de teratogenicidad o efectos mutagénicos en lactantes en múltiples estudios transversales y de cohorte de mujeres embarazadas.

Los datos sugieren que la terapia con metronidazol presenta bajo riesgo en el embarazo.

Todas las mujeres con VB deben hacerse la prueba del VIH y otras ETS.

Más información de las Enfermedades de Transmisión Sexual en nuestra TIENDA ONLINE